Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación - UNP

UNA CARTA DE PROUDHON

El escrito que sigue es la respuesta de Pedro Proudhon a una invitación de Carlos Marx de unirse al movimiento que éste y Federico Engels estaban emprendiendo contra las fuerzas políticas y económicas burguesas, al mismo tiempo que Proudhon hacía lo mismo, por su parte. La declaración del revolucionario anarquista es digna de cualquier antología del pensamiento crítico y tolerante, y trasciende las barreras ideológicas, pues se ubica en el plano de los valores humanos universales. De ella se desprende que la humildad es una de las virtudes cardinales del auténtico pensador crítico, pues el mismo, además de practicar la sincera autocrítica, está dispuesto a someter sus ideas y acciones al dictamen de los demás. El texto está copiado del libro Vida y doctrina de los grandes economistas, de Robert L. Heilbroner, publicado en 1984 por la editorial Orbis  S.  A., de España.

“Colaboremos, en todo caso, en un esfuerzo por descubrir las leyes de la sociedad, la forma en que esas leyes funcionan, el método mejor para dedicarnos a su investigación; pero, por amor de Dios, cuando hayamos derribado todos los dogmatismos aprioríticos, no vayamos, por nuestra parte, a inyectarle al pueblo otra nueva doctrina dogmática… Aplaudo de todo corazón vuestra idea de sacar a la luz  toda clase de opiniones; entablemos polémicas honradas y sinceras; demos al mundo el ejemplo de una tolerancia sabia y previsora, pero, por el hecho de estar nosotros a la cabeza de un movimiento nuevo, no nos situemos como dirigentes de una nueva intolerancia; no adoptemos la postura de apóstoles de una nueva religión, aunque ésta sea la religión de la lógica, la religión de la razón misma. Demos la bienvenida a todas las protestas y estimulémoslas; condenemos todas las exclusiones, todos los misticismos; no demos por terminada jamás una cuestión, e incluso después de haber agotado nuestros últimos argumentos empecemos de nuevo, si es necesario; con elocuencia y con ironía. En estas condiciones, yo tendré muchísimo gusto en participar en vuestra asociación; de lo contrario, no.”

Contribución del Prof. Emerenciano Ramírez Villasanti

INFORMACIONES