CURSO – TALLER DE TESIS DE POTSGRADO

CONCURSO DE LOGOTIPOS DE CARRERAS

UNIVERSIDAD NACIONAL DE PILAR

FACULTAD DE HUMANIDADES Y CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN

BASES DEL CONCURSO PARA EL DISEÑO DEL LOGOTIPO DE LAS CARRERAS DE LA FACULTAD DE HUMANIDADES Y CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE PILAR

1. Bases del concurso

El concurso se basa en el Diseño del logotipo destinado a ser la imagen representativa de

Las CARRERAS DE CIENCIAS DE LA EDUCACION, PSICOLOGIA Y MATEMATICA, en toda la difusión de información sobre la misma, a través de la página web y otros documentos.

2. El diseño de los logotipos serán creados de acuerdo a los siguientes colores que corresponden a cada carrera:

a) Ciencias de la Educación: Celeste.

b) Matemática: Azul turquí.

c) Psicología: Malva.

3. Requisitos. Cumplir todos los apartados de las bases.

4. Participantes: Podrá participar en el concurso alumnos, docentes, funcionarios, de cualquier Carrera y Dependencias de la Universidad.

Cada concursante podrá presentar un máximo de 2 diseños, tanto de forma individual como en grupo.

5. Propuesta: El diseño será original e inédito.

6. Documentación: Se entregará dentro de un sobre cerrado de tamaño A4, identificado únicamente con las palabras “Logotipo de Carreras FHCCE” y el pseudónimo del participante, que contendrá en su interior:

a) Una versión en tamaño A4 del logotipo en color.

b) Una versión en tamaño A4 en blanco y negro.

c) Un CD-ROM con el archivo del logotipo en JPG. El nombre del archivo tiene que coincidir con el pseudónimo del participante.

d) Un segundo sobre cerrado, de tamaño más pequeño, en el que aparezcan los datos personales del autor o grupo de autores, teléfono, email.

7. Plazo de presentación: El plazo para presentar los diseños comienza 28 de agosto y finaliza el 20 de setiembre. Durante este periodo, los concursantes deberán remitir sus trabajos a la Secretaría General de la Facultad, con sede en la dirección de Palma c/Tacuary, Pilar.

8. Jurado. El jurado encargado de valorar las propuestas estará formado por el Consejo Directivo de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación

9. Acuerdo del jurado: De entre todos los diseños presentados el jurado elegirá uno por Carrera que será el o los ganadores del premio. Si no se llegara a un acuerdo entre los miembros del jurado, el concurso se declarará desierto. El fallo del jurado se hará público a través de la página web, por correo electrónico y en el tablón de anuncios de la Facultad.

10. Premio: Se concederá al o los ganadores del concurso la suma de 500.000 Gs. (quinientos mil guaraníes), por Carrera.

11. Propiedad intelectual. El logotipo premiado quedará en propiedad exclusiva y permanente de la Facultad, que tendrá completa libertad para utilizarlo total o parcialmente o para modificarlo en el momento y la forma en que lo considere necesario. Por ello es requisito que la persona que resulte ganadora del concurso entregue, como condición necesaria para recibir el premio, una versión informática del logotipo hecho con la aplicación original con la que se diseñó.

12. Publicación. La documentación relativa al trabajo premiado quedará en poder de la Facultad, que podrá hacer libre uso de la misma, reservándose el derecho de publicación y difusión de los trabajos presentados, citando a su autor o autores, sin que ello devengue ningún derecho a los mismos. La documentación presentada no será devuelta.

 

 

 

 

 

 

 

 

“EL SUR TAMBIÉN EXISTE”

Tal es el título de una conocida canción del autor catalán Joan Manuel Serrat. Esta misma expresión podríamos emplear para referirnos a la producción de nuevos pensamientos, una nueva línea de producción intelectual que se está gestando en el SUR aunque no señalado en términos geográficos, sino, más bien geopolíticos, en síntesis, la elaboración de una nueva espíteme, una nueva lógica que al incorporar sus conceptos, nos produce un choque cultural al contrastar este nuevo enfoque con todo lo que hemos aprehendido.

En la Eco Cumbre del año 1992 en Río de Janeiro, Brasil, los líderes de todo el planeta comenzaron a hablar de temas que antes no ocupaban ni una línea en los periódicos, todo lo que concierne al Medio Ambiente, su cuidado, preservación, y de como la existencia misma de la especie humana estaba ligada a estos conceptos.

Un cacique del AMAZONAS, un originario de América que al igual que todos los oradores disponía de cinco minutos para exponer, dijo lo siguiente: “DESPUÉS DE 500 AÑOS DE SILENCIO ME DAN CINCO MINUTOS PARA HABLAR”. Dentro de esta misma tesitura, hoy por hoy, los estudiosos están planteando la imperiosa necesidad de mirarnos hacia adentro, de poner la lupa dentro de nuestros límites geográficos y comenzar a hurgar en nuestras propias raíces para entender e interpretar nuestra historia y que podamos además de revisarla, contarla desde nosotros mismos.

Si somos el producto de una Educación con una vigencia de al menos 300 años, esto implica que varias generaciones de antepasados ya han sido de alguna forma domesticados para mirar las cosas con una sola lente, con la mirada culta y civilizada de los hombres que cruzaron los mares y nos trajeron los adelantos de la sofisticada Europa en contraposición al estilo de vida salvaje y bárbaro de los pueblos originarios.

El proceso de Educación implantado tenía la filosofía de los vencedores porque debemos entender que acá hubo una guerra, un choque de civilizaciones, una guerra de extermino, una campaña de conquista que finalmente determinó la victoria de un puñado de aventureros muy inferiores en números, pero que contaban con la pólvora y los caballos, desconocidos en América que elevó a los invasores a la categoría de semidioses.

El proceso educativo durante siglos nos contó, nos adoctrinaba que finalmente la cultura, la ciencia, los avances técnicos de la época vencieron a las flechas y las lanzas, y, que los chamanes con sus rituales de cánticos y danzas resultaron insuficientes contra el Dios de los blancos que llegaron del Mar….

Recién en las últimas décadas del siglo 20, aparecen nuevas corrientes de pensadores que comienzan a mostrarnos la otra cara de la moneda, la historia vista desde otra ventana, la que nos permite en primer lugar desaprender lo aprendido, de dudar de todo lo que nos han contado, y que en los pueblos pre hispánicos, muchas Etnias lograron avances científicos muy superiores a los que se conocía en EUROPA, que algunas ciudades precolombinas tenían más habitantes que Londres o Madrid, y que los templos Mayas, Incas o Aztecas, hacían palidecer las máximas expresiones arquitectónicas de la civilización Greco-Romana.

Hoy estamos de pie a pesar de todo, buscando encontrar una línea de pensamiento que nos permita entender los procesos sociales, culturales, etc., desde la mirada del Sur geopolítico, con la reflexión que nos permita mirar la historia pasada para reivindicar a nuestros antepasados, de aceptar que somos los continuadores de culturas milenarias, de entender al fin y al cabo, que somos de América, y que de ninguna forma podremos utilizar como solución a nuestros males, ideas que quizás fueron útiles donde se han generado, pero que no son de ninguna forma una suerte de panacea para quienes somos la sangre de Tupac Amaru, de Juana Azurduy, de Ñesu o Gyura Vera o Atahualpa, o Jerónimo, voces que desde 500 años claman por una redención, una redención que finalmente no ayude a romper 500 años de ataduras, de pesadas cadenas culturales que nublan nuestra visión más allá del horizonte.

Contribución del Abog. Pablo Ríos

GRAN PRESENTACIÓN EN EL 2do ENCUENTRO FOLKLÓRICO LATINOAMERICANO DE MÚSICA, CANTO Y DANZA

Un grupo representativo de la familia educativa de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de Pilar, integrado por la decana, magíster Cecilia Aguilera, directivos, docentes, funcionarios y estudiantes de las distintas carreras, participó el viernes 25 de agosto desde las 17: 00 horas del “2º Encuentro Folklórico Latinoamericano de Música, Canto y Danza”, llevado a cabo en la ciudad de Pilar, bajo el lema “Pilar le canta y baila a Latinoamérica”.

La Facultad tuvo una elogiada participación dentro del desfile de alegorías por las principales calles de la ciudad. Asimismo, el mensaje compartido en el dulce idioma guaraní causó honda impresión en las distintas delegaciones participantes y el público en general, quienes premiaron el aporte de la institución con fuertes aplausos: “Tavarandu, guarani ñe’ẽ ha arandukuaa iñasãiva ko Tetã Paraguái ári ohechauka mba’eichaitéta tapichakuéra ohayhu ñande mba’e te’éva, upévare ndaikatumo’ãi ñaikũmby Paraguay retã rembiasa Guarani’ỹre. Hi’ánte, ára ha ára ñamba’apo oñondivepa ikatuhaguáicha jahechauka ambue tetãnguérape umi mba’e porã oguerekóva tetã Paraguái”.

Con su participación en este tipo de actividades, los representantes de la Facultad testimoniaron el compromiso de la unidad académica con la difusión de los valores culturales de la nación paraguaya y de las naciones fraternas de América Latina.

Este evento fue organizado por la Coordinación de Supervisiones Educativas, Regional Ñeembucú, de la que participaron numerosas delegaciones locales, regionales e internacionales. La actividad finalmente culminó con un gran festival folklórico musical en la plaza de los Héroes de la ciudad de Pilar, donde la concurrencia se deleitó con la demostración de talento y donaire de los artistas.

DÍA DEL FOLKLORE

Cada 22 de agosto, el calendario nos recuerda ese vínculo especial que todos los pueblos tienen con el conjunto de elementos que hacen a su identidad cultural, pues esa fecha fue instituida como Día del Folklore.

En el marco de dicha conmemoración, la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de Pilar, llevó a cabo un importante evento, dentro del proyecto denominado “Guaraní Ñe’ẽ”, el día martes 22 de agosto. De ese modo se recordó el Día del Folklore paraguayo, tan singular por la presencia del dulce idioma guaraní. El acto central se realizó en las instalaciones de la institución a las 19:00 horas, con la participación de directivos, docentes, funcionarios y estudiantes de las distintas carreras.

El encuentro, de marcado acento cultural, tuvo como actividad principal un conversatorio, en el cual la profesora Silvia Vargas hizo referencia a las Leyes que regulan el uso de la Lengua Guaraní en las diferentes instituciones del Estado y otros ámbitos de comunicación.

La ocasión fue propicia para visualizar la riqueza del folklore paraguayo, mediante la exposición de algunos de sus elementos, como las artesanías, las comidas típicas, las danzas y el canto.

En el entorno social, cotidianamente se encuentra un amplio universo de costumbres, usos, tradiciones, poesías, canciones, refranes, cuentos, mitos, leyendas, músicas, creencias, supersticiones y otras expresiones al que se llama, genéricamente, sabiduría popular.

A esos conocimientos, el arqueólogo inglés Williams John Thoms los bautizó con el nombre de Folklore. Para formar dicho término, unió dos palabras del inglés: Folk, pueblo; y Lore, saber. Utilizó ese vocablo por primera vez el 12 de agosto de 1846, en una carta remitida por él a la revista “El Ateneo”, editada en Londres. Diez días después se publicó la misiva, por lo que el Día del Folklore se celebra en casi todo el mundo cada 22 de agosto.

La sabiduría popular de categoría folklórica reúne ciertos requisitos claramente determinados, y es estudiada por la Antropología Cultural. En su proceso de socialización el ser humano se apropia de las experiencias y vivencias que los demás le ofrecen en un determinado momento de la historia, en una situación concreta. Así también, de manera colectiva, lo dado en una región, en un país, se transforma en conocimiento y vivencia, conformando la identidad de un pueblo y marcando su diferencia de los demás por su folklore.

En consonancia con la filosofía de la educación paraguaya, que propugna la afirmación de la identidad nacional, la familia educativa de la FH y CE festejó el Día del Folklore, en un ambiente de alegría, aprendizaje y disfrute de una variedad de números artísticos.

HOMENAJE A LOS NIÑOS DE LA FAMILIA EDUCATIVA DE LA FH y CE

 

El 16 de agosto último, la familia educativa de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación (FH y CE) de la Universidad Nacional de Pilar, a través de la Dirección Académica y la Coordinación de Carreras, rindió homenaje a los niños en su día con la ejecución del proyecto educativo denominado “Por una sonrisa”.

La justificación del proyecto destaca que la fecha constituye un día especial para los niños del Paraguay, y que es oportuna para revalorizar sus derechos fundamentales, entre ellos el de compartir y divertirse con sus pares.  El proyecto se llevó a cabo con el propósito de brindar un espacio de recreación, participación y encuentro a los hijos de los funcionarios, docentes y estudiantes de las distintas carreras, y propiciar, de esa manera, el acercamiento de la familia educativa de la institución en un marco de respeto, solidaridad y colaboración.

El Día del Niño se recuerda en esa fecha en conmemoración de la Batalla de Acosta Ñu, del 16 de agosto de 1869, que culminó con un saldo de miles de niños-soldados paraguayos muertos. Acosta Ñu está ubicado en el departamento de Cordillera, en las cercanías del actual distrito de Eusebio Ayala y fue uno de los escenarios de la campaña de las Cordilleras (1879-1970), correspondiente a la última fase de la Guerra contra la Triple Alianza (1864 – 1870). A pesar de que no existen datos certeros acerca de la cantidad de combatientes (mujeres, niños y ancianos) paraguayos en aquella batalla, Andrés Colmán Gutiérrez, en su libro Acosta Ñu (2013), menciona que la formación paraguaya estaba compuesta de 4.500 efectivos, de los cuales 3.500 eran niños.

Los niños ofrecieron una formidable resistencia al asalto del ejército invasor varias veces superior en armas y preparación. Al caer la tarde, el Conde d’Eu ordenó la incineración de todo el campo adyacente, incluyendo el precario hospital donde los heridos eran socorridos por las enfermeras, generando un genocidio sin precedentes en la historia.

Con el significativo homenaje brindado a los niños en su día, la FH y CE realzó la memoria de los pequeños héroes de Acosta Ñu de hace 148 años.

CONFERENCIA MAGISTRAL DEL PROFESOR DOCTOR BENJAMÍN FERNANDEZ BOGADO

La Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de Pilar, en el marco de la Maestría en Ciencias de la Educación con Énfasis en Investigación Científica que viene implementando ha hecho el esfuerzo de contratar al renombrado catedrático profesor doctor Benjamín Fernández Bogado, para dictar el módulo Filosofía de la Educación, incluido en la malla curricular del referido curso. Comprendiendo la importancia que representa el papel de la educación para el crecimiento y desarrollo de la sociedad paraguaya, los organizadores de la Maestría, bajo la dirección de la señora decana, magíster Cecilia Aguilera, han decidido que la primera clase del módulo sea abierta para todo público, a fin de dar oportunidad a los ciudadanos ñeembuqueños de analizar cuestiones fundamentales referente a la educación.

La exposición magistral del profesor doctor Benjamín Fernández Bogado se llevó a cabo en el Aula Magna de la institución el día viernes 18 de agosto, a partir de las 19:00 horas, con la participación de los miembros de la familia educativa de la Facultad, estudiantes de las distintas carreras de la Universidad Nacional de Pilar y ciudadanos de diversas organizaciones interesados en comprender las implicancias de la filosofía de la educación, principalmente en lo relacionado con los fines educativos.

Partiendo del supuesto de que sólo se puede encontrar respuestas apropiadas si se formulan preguntas pertinentes, el expositor destacó que la clave del conocimiento no lo es tanto el haber alcanzado la respuesta, sino haber partido de la interrogación, de la pregunta inicial más trascendente. Indicó que dicha forma de interrogar tiene que ver con el tema escogido para la exposición magistral: “Preguntas filosóficas que debe hacer hoy la educación paraguaya”.

El hecho de plantear tales preguntas permite al ciudadano, universitario o no, comprender la problemática del país en materia educativa, para que, a partir de allí, se puedan trazar políticas de acción que contribuyan al mejoramiento de la calidad de la educación que se imparte en el país. Estas preguntas fundamentales, desde la visión del doctor Benjamín Fernández, son: ¿Qué es la educación?, ¿Quién enseña?, ¿Cómo se enseña?, ¿Cuándo se enseña?, ¿Dónde se enseña? y ¿Por qué (o para qué) se enseña? El ilustre visitante respondió a cada una de las interrogantes haciendo un exhaustivo análisis de nuestra realidad, lo cual permitió arrojar luz sobre el proceso educativo desde la perspectiva de los fines de la educación y obtener insumos para replantear la filosofía que sustenta la educación paraguaya.

Muchos participantes formularon preguntas que fueron evacuadas satisfactoriamente por el disertante. Los concurrentes coincidieron en que la comunicación fue muy motivadora y enriquecedora.

Benjamín Fernández Bogado es doctor en derecho, periodista y profesor universitario. Realizó estudios de postgrado en las Universidades de Navarra (España), Oxford (UK) Minnesota, Syracuse y Harvard, de los EEUU. De esta última ha sido Visiting Scholar en el 2008. Es autor de más de 15 libros sobre comunicación, derecho a la información, gobernabilidad, transparencia y política. Es conferencista internacional sobre estos temas y director de Radio Libre y el periódico 5 días en Paraguay. Considerado uno de los oradores más sugestivos de América Latina. Al traer a docentes de su nivel intelectual para compartir sus conocimientos con los estudiantes de post grados, la Universidad Nacional de Pilar, a través de la FHyCE, se posiciona en la vanguardia de las instituciones educativas universitarias de la región, demostrando su firme compromiso con la formación de los futuros profesionales.

La Facultad seguirá realizando este tipo de actividades, a fin de brindar oportunidades de aprendizaje significativo para los estudiantes de la Universidad Nacional de Pilar y los ciudadanos interesados en conocer la realidad del país.

UNA ALUMNA QUE SUPO APROVECHAR LAS OPORTUNIDADES

La Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación es una institución dedicada a la formación de profesionales competentes en las áreas de las ciencias humanas. Cuenta con un plantel de educadores capaces de encauzar en aula las ricas experiencias del aprender a aprehender, permitiendo a los alumnos obtener las herramientas necesarias para intercambiar su aprendizaje significativo con otros estudiantes a nivel local, nacional e internacional, respondiendo así con éxitos a los desafíos de la sociedad del mundo globalizado.

En este sentido, la alumna Judit Yamila Romero Gaona, oriunda de la localidad de Mayor Martínez, departamento de Ñeembucú, e hija de Doña Juana Eva Gaona y de Don Blas Romero, ha participado de un programa, dejando en alto el prestigio de la familia de la FHyCE en el extranjero, aprovechando las oportunidades de intercambio estudiantil proporcionadas por la Asociación Internacional de Estudiantes de Ciencias Económicas y Comerciales (AIESEC), una organización liderada por jóvenes para jóvenes. Esta organización cuenta actualmente con 124 oficinas nacionales administradas por jóvenes alrededor del mundo. Cada una administra y entrega los programas que ofrece AIESEC para diferentes áreas, que son posibles gracias a miles de organizaciones aliadas, voluntarios activos y miembros que trabajan por AIESEC a tiempo completo. La oficina local facilita el desarrollo de AIESEC a nivel global, nacional y local. La misma, busca desarrollar el potencial de liderazgo en los jóvenes para que produzcan un impacto en la sociedad. Está presente en nuestro país desde el 2012, a disposición de cualquier joven que busca ampliar sus experiencias accediendo a programas como voluntario global, talento global o emprendedor global.

Yudit inició sus estudios en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación en el año 2004. Se graduó de profesora de Matemáticas en el 2008. Posteriormente, inició la carrera de profesorado en Informática con énfasis en Ciencias de la Educación y culminó en el 2013. Actualmente está en proceso de elaboración de tesina en la carrera de Licenciatura en Ciencias de la Educación. Como alumna, siempre se ha caracterizado por su empeño, dedicación y esfuerzo por formarse como persona y profesional, cualidades éstas que permitieron a la Facultad bajo la dirección de la señora Decana Magíster Cecilia Aguilera y a los miembros de Consejo Universitario proveerle de becas para que pueda proseguir sus estudios y nutrirse de las herramientas necesarias, aprovechando las oportunidades que proporcionan organizaciones como AIESEC, para seguir creciendo integralmente.

En la entrevista realizada, Yudit nos cuenta sus experiencias vividas como voluntaria global a través del programa GIRAMUNDO, proporcionado por AIESEC. Tuvo la oportunidad de trabajar con niños de entre 8 a 11 años, desarrollando charlas educativas y compartiendo experiencias enfocadas en valores en la ciudad de Maringá, Estado de Paraná, Brasil, por seis semanas. Comenzó en junio y terminó en la primera quincena de julio de este año. Los pasajes de ida y vuelta, más seguro médico, fueron costeados por Yudit. La alimentación y estadía fueron cubiertas por la organización.

“Las experiencias de intercambio cultural, los nuevos aprendizajes, la capacidad de trabajar en equipo, planificar actividades, implementar estrategias en pos del logro de objetivos, han sido los mayores beneficios que pude obtener gracias a mi formación adquirida en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación. Esta casa de estudios me supo brindar los medios necesarios para salir de mi país y participar exitosamente de un programa internacional como es GIRAMUNDO, en el mismo nivel de otros jóvenes de países como: Colombia, Bolivia, México, Francia y otros voluntarios del Paraguay, con quienes he compartido enriquecedoras experiencias que me permiten hoy ser mejor persona, mejor profesional y mejor miembro de mi comunidad”, expresó Yudit Yamila.

Entre sus metas están: Obtener la Licenciatura en Ciencias de la Educación, iniciar después la especialización en Docencia Universitaria y formar parte del plantel de docentes de la familia de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación.

“Me gustaría participar en la ejecución de nuevos proyectos de voluntariados en mi comunidad para así aportar mi granito de arena al crecimiento y desarrollo de mi comunidad y de mi país. Insto a otros jóvenes a saber aprovechar las oportunidades que brindan las organizaciones como AIESEC, porque constituyen un medio para compartir conocimientos a cambio de ricas experiencias que le permiten a uno ser mejor persona y poder construir una sociedad cada vez más humana”, manifestó Yamila.

La Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de Pilar, se complace en compartir su experiencia como una muestra de las múltiples tareas que realizan nuestros jóvenes estudiantes mediante el apoyo de organizaciones nacionales e internacionales, posicionando a la Facultad entre otras instituciones que tienen la noble misión de formar profesionales,  lo que a su vez fortalecen los vínculos institucionales, facilitando a los jóvenes el cumplimiento de sus sueños.

EL FALLECIMIENTO DEL DOCTOR JULIO CONTRERAS

El 18 de mayo pasado, falleció a los ochenta y tres años, en la ciudad de Buenos aires, el científico y humanista Julio Rafael Contreras Roqué. (El historiador paraguayo Herib Caballero Campos indicó que en la misma fecha se recuerda el aniversario del nacimiento de Félix de Azara, el naturalista explorador de quien el profesor Julio Contreras fuera, tal vez, el más importante biógrafo y difusor de su obra).

Tras desarrollar una dilatada y prolífica carrera científica y docente en la Argentina, su país natal, desde principios de la década de los noventa, el profesor Contreras se radicó en la ciudad de Pilar, junto con su familia. Desde allí, siguió trabajando con sus colaboradores y entidades científicas del exterior, principalmente de Argentina y España.

En Pilar, impulsó diferentes actividades de promoción cultural, muchas de ellas relacionadas con la historia del Paraguay y el conocimiento del ecosistema local. Con el apoyo de su esposa, doña Amalia Chialchia, su hijo Andrés Óscar (†) y un grupo de ciudadanos pilarenses patrocinó numerosos proyectos orientados al cuidado del medioambiente y a la preservación de los recursos naturales.

También participó del proceso de formación y consolidación de la Universidad Nacional de Pilar. En la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación se desempeñó como Profesor Extensionista y fue el más importante benefactor de la biblioteca de esta unidad académica, con la donación de más de mil libros de diversos temas, especialmente de las áreas de filosofía y ciencias sociales.

En los últimos años se desempeñó como investigador y director del Instituto de Bioecología e Investigación Subtropical (IBIS), de Universidad Nacional de Pilar, en el cual formó una colección entomológica con miles de especímenes, identificados, clasificados y registrados.

La actividad científica del insigne maestro abarcó una amplia temática, que incluye biología básica, biología evolutiva, ecología, historia, historia de la ciencia y del pensamiento, entre otros campos del saber. Su intenso trabajo intelectual produjo centenares de artículos y decenas de libros, entre ellos, La teoría de las membranas en la historia de la medicina, El Paraguay en 1857. Un viaje inédito de Aimé Bonpland, El fenómeno climático de “El Niño”. Inundaciones y Riesgos en el Paraguay, y Félix de Azara. Su vida y su época, publicado en tres tomos.

Especial significado para la comunidad universitaria pilarense lo tiene el libro Vida, Universidad y Cultura. Evocaciones, alertas y esperanzas, que el profesor escribió sobre la base de la conferencia pronunciada en el acto de su investidura como Doctor Honoris Causa por la Universidad Nacional de Pilar, título que le fue conferido a propuesta de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación.

El doctor Julio Contreras fue miembro de la Academia Paraguaya de la Historia y de la Sociedad Científica del Paraguay. Entre las numerosas distinciones que recibió se destacan, además de la ya citada, el doctorado Honoris Causa, otorgado por la Universidad Maimónides de Buenos Aires y el “Premio Internacional Félix de Azara”, concedido por la Diputación Provincial de Huesca, España.

Como la magnitud de la ausencia de un hombre que fallece es proporcional a los bienes que cultivó, la partida de este homo universalis laborioso y altruista constituye una gran pérdida para la comunidad académica; sin embargo, su legado cultural y el recuerdo de su magnífica personalidad seguirán inspirando y orientando a quienes se dedican a la noble tarea de generar y comunicar conocimientos.

APERTURA DE CURSO DE POSTGRADO EN LA FACULTAD DE HUMANIDADES Y CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN

Conforme con el propósito establecido en el Proyecto Educativo Institucional (PEI), de promover la formación continua de los profesionales universitarios de la Región, se dio inicio a la implementación de un programa de Maestría en Ciencias de la Educación con Énfasis en Investigación Científica.

Dicho programa tiene el objetivo de formar profesionales con las competencias, teóricas, metodológicas y actitudinales, indispensables para el desempeño eficiente en el campo de la actividad educativa, en las complejas y dinámicas condiciones de la sociedad del conocimiento. Está diseñado de acuerdo con los estándares de calidad vigentes en el MERCOSUR y el desarrollo de los doce módulos que conforman el plan curricular estará a cargo de profesionales de prestigio internacional

El pasado sábado 22 de abril, en el Aula Magna de la institución se congregaron más de cuarenta estudiantes para el abordaje del módulo Tendencias de la Educación Superior, con la orientación del Dr. Francisco Giménez.